Irene Montero y al fondo la condenada Isa Serra (Foto: Agencia EFE)

Hay noticias que se entienden mejor juntas. En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno de PSOE y Podemos incrementa el gasto a ministerios como el de Consumo (encomiable su trabajo con la factura de la luz, nótese la ironía), o el de Igualdad. Este último, con más de 500 millones de euros.

¿Y qué va hacer la jefa del departamento, Irene Montero, con ese maná de dinero público? Pues la primera medida ha sido “fichar” a Isa Serra, condenada por agredir a una policía municipal de Madrid, y a los exediles del Ayuntamiento de la capital, los ‘antiCarmena’ Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer.

Sánchez Mato y Celia Mayer, por cierto, están acusados por un presunto delito de malversación y prevaricación al encargar informes por valor de 50.000 euros sobre el convenio para la celebración del Open de Tenis.

Y éstos eran los que venían a cambiar y regenerar la vida política en España.