Insólito ataque al sector cárnico y ganadero español del ministro de Consumo, Alberto Garzón. “El 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero proviene de la ganadería, especialmente de las macrogranjas, mientras que para que tengamos 1 kilo de carne de vaca se requieren 15.000 litros de agua”, ha dicho este martes el ministro comunista, que cobra del erario público 72.443,38 euros brutos anuales.

Garzón ha ido más allá al añadir que “si redujésemos el consumo de carne hasta los niveles recomendados por la ciencia, se evitarían el 50% de las emisiones de gases invernadero asociadas a la alimentación”.

El ministro de Consumo ofrece estos datos contradiciendo las cifras del propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), que dirige su compañera de Gobierno, la socialista Teresa Ribera. Y es que en su último informe, referido al año 2020, se refleja un descenso del 13,7% de las emisiones de CO2, por debajo de niveles de 1990. Y la ganadería, en concreto, representa tan solo el 9,1%.

En términos económicos, además, la ganadería, junto a la agricultura, fue de los pocos sectores que en 2020 creció en cuanto a PIB. Según datos del INE recogido por El Economista, ascendió un 4,7% y representa el 3,4% del PIB anual español, del que sale el sueldo del comunista Garzón.