El Partido Popular de Getafe ha condenado el ataque violento que ha sufrido en la madrugada de este jueves su sede, cuyo cristal de la fachada ha sido reventado, lo que ha provocado diversos daños materiales. Según se ha podido comprobar, la agresión se podría haber producido con un artículo pirotécnico encontrado en el mismo lugar entre los cristales.

Esta agresión, indican los populares, llega tras la sucesión de varios actos vandálicos en los últimos meses contra el local de los populares, que vuelve a ser diana de los intolerantes. En agosto pasado, el símbolo del crespón negro de homenaje a las víctimas del Covid-19 amaneció en dos ocasiones con pintadas. Luego llegaron los grafitis, y el pasado  septiembre, la fachada y letrero del local popular apareció con pegatinas del Partido Comunista de España.

“Estamos ante un ataque a la democracia, pero no van a conseguir intimidarnos, vamos a seguir trabajando con más energía si cabe por nuestros vecinos”, ha manifestado el portavoz del Partido Popular de Getafe, Carlos González Pereira, quien ha señalado que  “esto nos refuerza en nuestras convicciones, de defender la libertad frente a la intolerancia y el diálogo frente a la violencia”.

UN HISTORIAL DE ASEDIO A SU SEDE

Este nuevo, recuerdan desde el PP getafense, ataque se une a un historial de asedio, con más episodios como el que vivieron en 2017 cuando se encontraron reventada la puerta blindada de su sede, o las pinturas amenazantes de una guillotina en 2012.

El portavoz popular ha señalado que “estas actitudes no representan a Getafe. Getafe es una ciudad tolerante y abierta, de gente de bien, y los radicalismos no tienen cabida”. Los populares han anunciado que este mismo jueves procederán a denunciar estos hechos ante el Cuerpo Nacional de Policía para su investigación.