“Estamos un paso más cerca para que podamos prestar el servicio de abono deportivo desde la gestión pública”. Así ha celebrado el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, el visto bueno que ha dado el Pleno al Reglamento del Abono Deportivo, suspendido desde el pasado 30 de junio y privatizado en 2017 por el hoy segundo teniente alcalde, Rafael Sánchez.

La propuesta ha salido adelante con los votos a favor del PSOE, Unidas Pinto, Podemos, el concejal no adscrito, Fernando Oliver, y Ciudadanos. VOX se ha abstenido y el PP ha votado en contra, toda vez que no se han tenido en cuenta las enmiendas que presentó a este Reglamento.

Por el momento no ha trascendido ningún dato sobre el futuro coste de este servicio, ni información relativa a usuarios, a la espera de que el Ayuntamiento aporte más documentación. Si bien todo apunta a que será Aserpinto quien preste este servicio en el futuro, a modo de encomienda de gestión.