El PP de Leganés ha exigido este miércoles, 10 de julio, la dimisión del concejal de Seguridad, Óscar Oliveira, tras el incendio ocurrido el pasado fin de semana en tres naves de un polígono de la ciudad. Los populares creen que se puso “en riesgo la vida de los bomberos”, que extinguieron las llamas.

“Por el bien de todos, lo que tiene que hacer el edil de Seguridad es pedir perdón, recoger sus cosas y marcharse a su casa. Su negligente gestión al frente de la Concejalía, unida a la falta de humanidad que ha mostrado con los propietarios de las naves afectadas y con los trabajadores de esas empresas, le inhabilitan para continuar en el cargo”, ha dicho el portavoz del PP local, Miguel Ángel Recuenco.

Este lunes, los populares ya pidieron la revisión urgente de la red de hidrantes de la ciudad después de conocerse que los bomberos no pudieron utilizar una de ellas que se encontraba inoperativa para apagar las llamas que se extendieron por tres naves industriales.

“El cuerpo de bomberos, formado por grandes profesionales, debe tener a su disposición los recursos humanos y materiales necesarios para desarrollar su labor en óptimas condiciones. No se entiende que el desprecio permanente del concejal de Seguridad hacia todos esos efectivos, que cada día se juegan la vida”, ha añadido Recuenco.

Finalmente, el PP de Leganés cree que Oliveira mostró “insensibilidad” con los dueños de las empresas afectadas, cuyas pérdidas económicas son millonarias. Y eso porque edil “abandonó el lugar del incendio poco después de acercarse y sin ofrecer ningún tipo de explicación sobre su marcha”.