El anuncio de un preacuerdo para la confección de un tripartito de izquierdas en Pinto sigue provocando reacciones. A la renuncia de Daniel Santacruz como militante del MIA, integrado en Unidas Pinto y que él mismo fundó, se suma ahora la crítica del PP local, que acusa al alcalde, Diego Ortiz, de “renunciar al Gobierno del diálogo pactando con populistas y la extrema izquierda”.

Para los populares, este pacto “evoca el último Gobierno de coalición que sufrió nuestro municipio de 2009 a 2011 y que tiene como característica fundamental la sumisión del PSOE a los populistas y a la izquierda radical. Un pacto fraguado a espaldas de los ciudadanos que volverán a comprobar como sus votos son convertidos en moneda de cambio”.

En este sentido, desde el PP creen que este preacuerdo se basa “en el reparto de sillones, concejalías, sueldos y prebendas”, por los que Ortiz ha decidido “unir su futuro político al de partidos que representan el extremismo y la exaltación”.

Así ponen de ejemplo como el exalcalde y líder de Unidas Pinto, Rafael Sánchez, criticó la reciente actuación policial para salvaguardar la seguridad de Madrid capital frente a los violentos que teóricamente incendian las calles en favor del condenado Pablo Hasel.

“Ni una sola palabra de apoyo hacia las decenas de agentes que han sufrido la ira de los violentos, ni una mera condena al destrozo urbano, al saqueo de comercios, al lanzamiento de objetos o quema de contenedores. Desde hoy, este modelo de pensamiento se instaura de nuevo en el Gobierno de Pinto, gracias al PSOE de Juan Diego Ortiz y su permanente silencio cómplice”, sentencias los populares.