Polémica en Serranillos del Valle. Dos concejales de Gobierno, Mónica Barquilla y Diego Amores, han denunciado ante la Guardia Civil al edil del PP, Jesús Pablo Luque, por insultos y dirigirse a ellos “en actitud amenazante”, después de que éste tuviera que ser expulsado del Pleno.

Según narran desde el Ayuntamiento, el suceso ha tenido lugar durante la celebración del Pleno ordinario, cuando Luque tomaba la palabra “saltándose el Reglamento Orgánico Municipal“. En su intervención, según la versión del Ejecutivo de Serranillos, “ha hablado de temas personales que nada tenían que ver con el pleno de hoy, y que para colmo eran de naturaleza errónea con testimonios absolutamente delirantes”.

El alcalde, Iván Fernández, le llamó al orden en tres ocasiones, por lo que “se le invitó a marcharse”. Sin embargo el edil popular se negó. A partir de ahí se hizo un receso y tuvo que intervenir hasta la Policía Local. Pero la cosa no quedó ahí.

“Durante el receso este señor de manera descontrolada y agresiva se ha dirigido a nuestra concejala, Mónica Barquilla insultándola y poniéndole el dedo casi en la cara de manera amenazante e intimidante y lo ha realizado públicamente, delante del resto de concejales y funcionarios municipales, a la que rápidamente nuestros concejales han tenido que interceder para proteger a la concejala y sacarla fuera del Ayuntamiento con un ataque de ansiedad”, explican fuentes municipales.

También, según el Ayuntamiento, profirió insultos a otro edil de la Corporación, Diego Amores, que junto a Barquilla ha interpuesto la denuncia ante la Guardia Civil.

“No es la primera vez que este señor en cuestión, ocasiona este tipo de episodios con la connivencia del grupo popular donde parece que nadie le llama al orden”, lamentan finalmente desde el Gobierno de Serranillos del Valle.

Por el momento el PP de Serranillos no se ha pronunciado sobre esta polémica.