Foto: Getafe CF

El Getafe visita este viernes al Betis metido en un bache de resultados y con la necesidad de puntuar en el Villamarín si no quiere acercarse peligrosamente a los puestos de descenso, de los que a día de hoy le separan tan solo tres puntos.

En la previa del encuentro ha comparecido José Bordalás, que ha ensalzado al conjunto verdiblanco, “un equipo que ha ido creciendo en sus resultados durante esta segunda vuelta y que está peleando por los puestos de Europa”. Por eso pronostica un partido complicado en el que “tendremos que poner el máximo interés para intentar crecer y mejorar”.

No cree, en cualquier caso, el técnico levantino que la mala racha deportiva haya abierto grietas en el plantel y afirma que “el vestuario está comprometido. Somos como una familia, estamos siempre unidos y tenemos unos objetivos comunes”, ha remarcado Bordalás, que no podrá sentarse en el banquillo por sanción. “Hay que aceptarlo. No voy a poder sentarme en el banquillo, pero es una decisión que no voy a valorar”, ha comentado al respecto.

Cuestionado sobre si se trata del momento más delicado desde que llegó al banquillo del Getafe, ha recordado que “desde que vine hemos vivido momentos extraordinarios y ahora la situación está siendo más acorde con las dificultades que conlleva la categoría. Este año nos toca sufrir un poco más y nos está costando”, ha admitido, “pero el fútbol tiene estas cosas y debemos adaptarnos”.

Por último, y respecto a la sequía realizadora que atraviesa el equipo desde hace ya varias jornadas, Bordalás ha concedido que “llevamos un tiempo sin marcar, pero son rachas y en el momento que marquemos llegarán más goles”, ha pronosticado.