El Ayuntamiento de Getafe da por prácticamente concluidas las obras de verano en los colegios del municipio, dejándolos así preparados para el inicio del curso, en que tienen que adaptarse a la nueva situación marcada por la COVID-19.
Según precisan desde el Consistorio, se ha actuado en 28 centros escolares, con trabajos de pintura, reformas en patios de juegos, pistas deportivas y zonas interiores; renovación de baños, mejora de la comunicación con nuevos accesos entre aulas; reformas de salas; cambios de carpintería y fontanería; calefacción; adecuación de salidas de emergencia, vallados; etc.
La alcaldesa, Sara Hernández, ha visitado el colegio público Sagrado Corazón, donde se realizan los últimos remates, al haberse decidido una segunda actuación de obras a posteriori. Allí ha podido revisar el estado de los trabajos, donde Hernández ha destacado “el gran esfuerzo que se ha realizado para tener a punto los colegios, para que puedan comenzarse a utilizar en el mejor estado y redoblando además los esfuerzos en limpieza, para que se comiencen a utilizar con seguridad”.
Por su parte, la concejala de Mantenimiento, Maite Mellado, denuncia que “el Ayuntamiento ha tenido que asumir obras de adaptación de otros centros, debido a que la Comunidad de Madrid aún no ha terminado el CEIP María Blanchard de Buenavista, así hemos llevado a cabo la construcción de un aula para 3 años, en el Rosalía de Castro, al disminuir en una línea el primer curso de Infantil del María Blanchard por no estar terminada la siguiente fase de la construcción del centro”.
“También ha habido que habilitar un aula TEA en el Manuel Núñez de Arenas”, agrega la concejala, “ante la inacción de la Comunidad de Madrid. Además hemos acondicionado los baños del Jorge Guillén para la necesidad especial de un alumno, a pesar de  que tampoco era competencia municipal”.