La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid se ha comprometido a realizar unas mediciones con el fin de controlar el nivel de emisiones difusas de la planta de Corrugados en Getafe, así como a instar a la compañía a que acometa las mejoras exigidas para minimizar los niveles de ruido a lo largo del presente año.

Son las principales consecuencias de la reunión mantenida recientemente por la Plataforma de Afectad@s por Corrugados con representantes de la Consejería, a los que trasladaron las molestias que sufren los vecinos a causa de la actividad de esta factoría y los constantes incumplimientos, según han venido denunciando reiteradamente, de la denominada Autorización Ambiental Integrada (AAI) que expide la Comunidad y que permite a la fundición seguir funcionando.

Desde la plataforma destacan también el compromiso alcanzado con la Comunidad para mantener una nueva reunión en la que esté incluido el Ayuntamiento de Getafe y confían en que “todas las partes implicadas trabajen desde ya para dar una solución inmediata y urgente a una situación insostenible”..