El Ayuntamiento de Griñón está procediendo a eliminar los contenedores soterrados del municipio. El motivo es que “traía consigo fallos continuos en los hidráulicos, que suponían un coste constante a las arcas municipales, además de olores provocados al caer residuos y líquidos fuera”.

Como solución, desde el Consistorio informan que durante tres meses se va ir implantando el sistema de recogida móvil de residuos.

“Este sistema que se puso en marcha por primera vez en el casco histórico de Mallorca, y se basa en la colocacion de una estructura donde se recogen todos los residuos. Esta estructura móvil se colocará todos los días en horario de tarde noche, y se recogerá a primera hora de la mañana, limpiando cada día la zona”, aseguran.

De esta forma, según el Ayuntamiento de Griñón, “la calle estará libre de contenedores durante el día, ganando espacio y limpieza para los vecinos, evitando olores y suciedad, a la vez que nuestro comercio local tendrá una mejor accesibilidad, mejor imagen, y en definitiva una mayor calidad”.