Un guardia civil fuera de servicio, destinado en el puesto principal de Las Rozas, Christian Ríos, salvó la vida el pasado domingo a un bebé de 6 meses de edad, cuando éste entró en parada cardiorrespiratoria en un parque de Leganés.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, sobre las 20.00 horas de la tarde, cuando el agente disfrutaba de su tiempo libre con unos amigos en un parque de Leganés, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil. En un momento dado, comenzaron a escucharse gritos que alertaban de que un bebé, de nombre Izan, había perdido el conocimiento.

El guardia civil, con conocimientos en primeros auxilios, reaccionó rápidamente y aplicó al pequeño un masaje 

cardíaco

El guardia civil, con conocimientos en primeros auxilios, reaccionó rápidamente y aplicó al pequeño un masaje cardíaco hasta que logró recuperarle, mientras esperaba la llegada de los servicios de emergencia, que habían sido alertados.

Fuentes del Instituto Armado han precisado que, según las asistencias médicas, la parada del bebé pudo deberse a un episodio de ‘muerte súbita del lactante’, porque el pequeño no sufre patología alguna y se encontraba en perfecto estado de salud.

La Guardia Civil ha asegurado en redes que, tras el episodio, Izan y Christian “ya son amigos para siempre”.