La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha valorado de forma “muy positiva” las fiestas patronales de la ciudad, que concluyeron el pasado 8 de septiembre. Unos festejos donde ha destacado el “éxito de participación” y la respuesta “muy favorable de todos los vecinos a la programación”.

De Andrés también se ha referido a la seguridad de las fiestas, en tela de juicio por la oposición a raíz de los incidentes ocurridos en Las retamas, que obligaron a intervenir a los policías contra un botellón de más de 200 personas.

“Las incidencias han sido menores a las de cualquier año anterior. Las fiestas se han desarrollado con gran normalidad y los problemas se han atendido de una manera clara y proporcional por la Policía”, ha señalado la regidora alfarera, que ha tachado de “irresponsables” las críticas de los grupos de la oposición.

Asimismo, la alcaldesa de Alcorcón ha reconocido que “se han producido botellones, pero exactamente igual que en otras ciudades de España, e igual que desde hace quince años”. Botellones en los que “se ha intervenido con la precisión técnica que requería la situación”.

En este sentido, De Andrés ha calificado de “extraordinarios” los dispositivos policiales y ha agradecido su trabajo a los agentes, así como a la Delegación del Gobierno del Madrid.