La alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, ha calculado en 2,7 millones de euros el dinero que el Ayuntamiento dejará de ingresar por el impuesto de Plusvalías, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que anula el cálculo del mismo.

En este sentido, Millán ha pedido al Gobierno de España “que dé la cara” y “cree un fondo de compensación que dé certeza a nuestros vecinos y todos los españoles”. Si no, la alcaldesa de Arroyomolinos se pregunta “cómo espera el Gobierno que ofrezcamos servicios públicos de calidad” y “cómo no han previsto este escenario, cuando estamos a semanas de presentar los presupuestos”.

Aunque Millán considera que “el Gobierno llega tarde y sin hacer los deberes”, y considera el fallo del Constitucional como “un ejemplo más de la inacción de Pedro Sánchez”, reitera de la necesidad de este fondo estatal de compensación, si bien no se ha pronunciado sobre la posibilidad de reformular este impuesto y, en ese caso, si lo aplicaría en Arroyomolinos.