El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha anunciado este jueves que el Gobierno regional lanzará ayudas para comerciantes afectados por la entrada en vigor de Madrid Central. El objetivo es paliar “unas pérdidas que están cuantificadas” y que supondrán “un descenso porcentual muy importante en las ventas”. Si bien no ha especificado en qué consistirán estas ayudas.

Por otro lado, el presidente regional también ha anunciado un refuerzo del transporte público en la capital durante estas fechas, pese al anuncio del Sindicato de Maquinistas de Metro de iniciar paros parciales en el suburbano.

“Esto es lo que hemos tratado de explicar todos los grupos políticos, incluido el PSOE, que esta no era la forma ni el momento de comenzar”, ha remarcado. Garrido ha subrayado que, aunque les tocará tratar de frenar “las chapuzas que otros cometen”, todos los problema serán “responsabilidad única y exclusiva” del Gobierno de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid.

Por otra parte, en cuanto al recurso interpuesto por los automovilistas ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para paralizar el proyecto, el dirigente regional no ha querido valorarlo pero sí ha hecho hecho hincapié en que el presentado por el Ejecutivo se ampara en que “no es una medida razonable ni tiene estudios previos que digan qué hacer con el transporte público”.

“Están muy bien fundamentados y con datos claros para poder paralizarlo”, ha incidido. Aun así, ha sostenido que entiende que pidan medidas cautelarisímas porque la entrada en vigor es “ya mismo”. “Respeto las decisiones judiciales y lo que determine un juez. Por supuesto encantados si decide cautelarmente suspender la aplicación”, ha concluido.