La Comunidad de Madrid ha detectado estos días un “porcentaje altísimo de contagio” entre religiosas, sobre todo monjas, que están en “colegio y confinadas” en residencias de la región.

Así lo ha señalado la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista en ‘Cope’, en la que ha solicitado que llamen a los teléfonos habilitados por el Ejecutivo regional para que se les pueda “atender, darles material y protegerlas”.

“Son siempre las últimas en quejarse, es más nunca lo hacen, siempre trabajan en silencio y siempre están dispuestas a los demás”, ha alabado la líder madrileña, quien ha destacado que suelen ser “muy mayores” y suelen “vivir juntas” trabajando “siempre para los demás de una manera discreta”. “Necesitamos que al más mínimo síntoma nos avisen para que podamos actuar con ellas también”, ha zanjado Ayuso.