La Comunidad de Madrid no realizará este curso las pruebas externas de 3 y 6 de Educación Primaria y 4 de Secundaria a tenor de la suspensión temporal de la enseñanza presencial, decretada como medida preventiva ante el coronavirus.

Según ha adelantado el diario ‘El Mundo’ y confirman a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, este curso escolar se suspenden estas pruebas de diagnóstico, que habitualmente se hacen a finales de abril y principios de mayo.

El curso pasado, cerca de 200.000 alumnos procedentes de 1.300 centros de Primaria y 800 de Secundaria, públicos, concertados y privados de la Comunidad de Madrid, realizaron estas pruebas externas, que no tienen repercusión académica y cuyos resultados no son publicados.

La Consejería de Educación madrileña ha defendido en reiteradas ocasiones que esta evaluación ofrece niveles de rendimiento para cada alumno, grupo y centro, relativos al grado de adquisición o dominio de cada competencia en cada una de las materias evaluadas y por bloques de contenidos.

Por ello, considera este tipo de pruebas como “una importante herramienta de ayuda a los centros, familias, profesores y alumnos, ya que enriquecen la información y orientación para mejorar la calidad educativa con la adopción de medidas oportunas y adaptadas al contexto de cada centro”.

Entiende, además, que los “mejores sistemas educativos” del mundo y que alcanzan las primeras posiciones en las evaluaciones internacionales como PISA, PIRLS o TIMSS desarrollan desde hace muchos años pruebas externas de este tipo en sus centros. Además, organismos internacionales como la OCDE o la IEA recomiendan la realización de este tipo de evaluaciones