La titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha acordado retrasar al 10 de junio, a las 15.30 horas, la declaración como imputado del delegado del Gobienro en Madrid, José Manuel Franco Pardo, por la manifestación del 8-M y su posible repercusión en el aumento de infectados y fallecidos por coronavirus en la capital.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle, la juez admite el recurso de la Abogacía del Estado, que defiende los intereses de Franco, y que había solicitado más tiempo para preparar la defensa. El delegado del Gobierno estaba citado a declarar el 5 de junio.

Junto a Franco declararán ese mismo día tres testigos más, también de forma presencial, debido a los fallos que recientemente ha tenido el juzgado en las testificales por videoconferencia.

“A fin de evitar que problemas similares impliquen mayores retrasos en las declaraciones de la presente causa, se acuerda que, dada la imposibilidad de tener certeza de que la conexión telemática es posible, se practiquen de forma presencial, debiendo en consecuencia comparecer las partes y los testigos en esta sede judicial, en el día y hora indicados”, apunta finalmente la providencia.