La Escuela de Cine de Alcorcón, ubicada en la calle Minas en el polígono industrial de Urtinsa lleva cerrada más de ocho años. Y aún así, la instalación, de titularidad pública, ha costado al erario municipal 44.431 euros por el pago de suministros de luz, agua y teléfono que el Ayuntamiento ha estado abonando de forma ininterrumpida hasta hace pocos meses.

Así lo denunciaba este martes la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, que responsabilizaba de este “despilfarro” al anterior Ejecutivo presidido por David Pérez. De Andrés, que visitó la instalación la pasada semana, calificó de “vergonzoso el estado en el que nos hemos encontrado la Escuela de Cine de Alcorcón después de ocho años de abandono del Gobierno del PP”.

En este sentido, la regidora alfarera confesaba que “genera un desasosiego grandísimo ver así una instalación municipal que era perfecta y estaba en completo uso día antes de cerrarse”. Y es que la estampa era de numerosos residuos esparcidos por varias de las estancias, a los que se sumaban restos de suciedad acumulada por los años de cierre.

Natalia de Andrés: “Genera un desasosiego grandísimo ver así una instalación municipal que era perfecta y estaba en completo uso día antes de cerrarse”

“Se te cae el alma a los pies cuando ves el abandono de la instalación después de ocho años. Es gravísimo”, apuntaba De Andrés. De esta manera, la alcaldesa señalaba que “los responsables de este abandono tendrán que dar explicaciones de por qué decidieron cerrarla cuando la propia Escuela fue una propuesta del PP de Pablo Zuñiga”.

Y así se preguntaba: “por qué decidieron cerrarla. Si el PP tuvo esta iniciativa en su momento y llegó otro Gobierno del mismo color y la destruyó, posiblemente sea una situación de un Gobierno que aborrecía la Cultura”, elucubraba finalmente la primera edil de Alcorcón.

Sin embargo lo más llamativo, tal y como adelantaba la alcaldesa es que “cuando llegamos las luces se encendieron, el agua estaba dada de alta y el teléfono también hasta hace seis meses. Una dejadez absoluta que nos ha costado 44.431 euros en suministros durante estos años que ha estado cerrada la Escuela”.

E insistía De Andrés en que “alguien tiene que dar una explicación por este ataque a la Cultura y por qué se han pagado suministros mientras ha estado cerrada”, señalando que “tendrían que haberse dado de baja inmediatamente el pago de estos suministros después de cerrarse la Escuela de Cine”.

“ES IMPOSIBLE LO QUE DICE LA ALCALDESA”

La primera reacción del PP de Alcorcón tras las denuncias de Natalia de Andrés llegó a través de su cuenta oficial de Twitter para reprender a la alcaldesa recordándole que “en ocho años no han hecho propuestas para ninguna escuela, que tuvimos que cerrar porque los socialistas dejaron 612 millones euros de deuda y subvenciones sin abonar a las escuelas”. En este sentido, desde el PP exigían a Natalia de Andrés “que deje de ser peliculera y no monte circos y que se ponga a trabajar para la ciudad”.

Desde el PP de Alcorcón quieren ver esa valoración “y conocer quién es el técnico municipal que la firma”

Este martes, además, fuentes del PP insistían a este periódico que “la Escuela de Cine se cerró porque se le quitó la subvención y local pasó a Patrimonio para su venta. Dejaron de pagar y la hundieron”, en referencia al anterior Ejecutivo del PSOE de Cascallana.

En cuanto al pago de los suministros, las mismas fuentes aseguraban que “la luz se mantuvo por seguridad”. Y pese a ello recalcaban que “es imposible lo que dice la alcaldesa. Si calculamos 150 euros de gastos de luz y agua al mes no sale ese coste”. Por eso quieren ver esa valoración “y conocer quién es el técnico municipal que la firma”.