La Fiscalía de Madrid alerta en la Memoria Anual correspondiente al año 2020 del aumento “notable” de los delitos más violentos y graves cometidos por menores y a una edad muy temprana, especialmente en el ámbito sexual, los realizados a través de redes sociales y los vinculados a bandas latinas.

Los datos de la Memoria, que recoge la actividad del Ministerio Público, han sido presentados esta mañana por la fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Almudena Lastra. En la rueda de prensa han estado presentes la fiscal jefe de Madrid, Pilar Rodríguez Fernández; la fiscal de Área de Móstoles; Margarita Rossignoli; la fiscal de Área de Alcalá de Henares, María José Parrado; y la fiscal de Área de Getafe-Leganés, María Jesús Escribano.

En primer lugar, llama la atención en el dato de los delitos de homicidio y asesinato, ya que se han registrado 18 casos. En un tercio de ellos se encuentran implicados menores relacionados con bandas latinas, lo que evidencia “la continuidad de los enfrentamientos entre bandas juveniles rivales”.

En concreto, el número de diligencias incoadas por delitos de lesiones fueron 2.027, en especial con uso de instrumento peligroso (197), pertenencia a organización criminal (un total de 12), tenencia ilícita de armas (39 registros), y riñas tumultuarias (29).

También se ha incrementado los delitos de violencia familiar en los menores con una edad inferior a los 14 años, siendo de un 11,04 % (frente al 9,4 % del pasado ejercicio), siendo un total de 77 asuntos registrados.

Se siguen manteniendo los datos en relación a robos con violencia y/o intimidación, lo que evidencia que “el incremento en las conductas graves se mantiene y, proporcionalmente, se incrementa, pues a pesar de la situación, han sido 927 los registros por tales conductas delictivas (apenas 50 menos que en el ejercicio anterior), en 31 de los cuales se encuentran implicados menores inimputables”.

PREOCUPANTE AUMENTO DE LOS DELITOS SEXUALES

En esta misma línea, la Memoria alerta del aumento de los delitos de agresión sexual registrados en el periodo, 80, frente a los 67 del año 2019, regresando a índices de ejercicios anteriores. Y se mantienen en cifras parejas, pero algo inferiores, los registros por delitos de abuso sexual, 172, frente a los 195 del ejercicio anterior.

Asimismo, expone que continúa siendo preocupante la temprana edad a la que se producen muchas de tales conductas, pues en 12 de los asuntos relativos a agresiones sexuales y en 37 de los abusos se vieron implicados menores de una edad inferior a los 14 años.

REDES SOCIALES

Preocupa asimismo el aumento de las amenazas y coacciones cometidas a través de las redes sociales. Se han registrado 873 delitos de amenazas, 73 coacciones, 128 de descubrimiento y revelación de secretos, y 67 de tenencia y distribución de pornografía infantil, conductas “muchas de ellas cometidas a través de la red y que se inician a muy temprana edad, por el uso cada vez más precoz de las nuevas tecnologías”.

La Fiscalía sostiene que se hace preciso seguir trabajando con los jóvenes, desde todos los ámbitos, pero especialmente el educativo y social, en aras a lograr “una mejor y mayor comprensión de los riesgos de un inadecuado y excesivamente temprano uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales”.