La Fiscalía del Tribunal Supremo ha presentado ante la Sala Segunda del órgano judicial un informe por el que solicita la inadmisión de la querella interpuesta por la Asociación Libre de Abogados (ALA) contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por un presunto delito de alzamiento de bienes al recibir en 2011 un piso de sus padres en calidad de donación.

Para el Ministerio Público, representado por el fiscal Javier Zaragoza, “resulta obvio” que en el presente caso no concurre indicio fundado alguno que soporte la presunta participación de Díaz Ayuso en el hecho delictivo objeto de la querella.

La Fiscalía ha subrayado que la dirigente “ni tuvo relación o participación alguna en la actividad de la sociedad Infortécnica SL, ni se benefició en modo alguno del crédito-aval concedido por Avalmadrid a esta sociedad, ni puede ser considerada deudora en relación con el impago de ese crédito (lo que excluye la posibilidad de ser considerada autora material del delito”.

“INTENTO FRUSTRADO DE PERSEGUIR A LA PRESIDENTA”

“Estamos ante una muestra más de la frustración de un nuevo intento fruto de la persecución político-judicial que sufre la presidenta Isabel Díaz Ayuso desde que ejerce el cargo de presidenta. Ya estamos ante el caso sería decimocuarto, si no me falla la memoria, en el cual se ha presentado una querella contra la presidenta y ha sido archivada”, ha dicho, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López.

Además, ha puesto el foco en que esta querella presentada por abogados es muy similar la que presento hace unos años el partido Más Madrid, que también fue archivada, “bajo la base de los mismos hechos”. A su parecer, esto puede ponerse en relación “con lo que se denomina un temerario desprecio a la verdad”.