La Residencia de Alzheimer de Getafe del Grupo Edad Dorada asumirá finalmente el coste de las PCR de sus profesionales, ha informado Comisiones Obreras, que ante ello desiste de la presentación de la denuncia ante la Inspección de Trabajo prevista para este lunes.

El sindicato considera que las medidas de filtrado son “una clara responsabilidad empresarial”, por lo que se deben habilitar los mecanismos para poder llevar a cabo dicho cribado de manera eficaz, a todos y cada uno de los trabajadores para asegurar una barrera a la posible transmisión comunitaria y contagio.

No obstante, la responsable de Salud Laboral de CC.OO. Sanidad Madrid, Rosa Muelas, ha advertido que serán “muy beligerantes” con este incumplimiento de la ley porque el virus dentro y fuera de las residencias de mayores “genera un importante impacto de transmisión comunitaria y el índice de mortalidad es brutal, por lo que no realizar los cribados adecuados pone en peligro la salud y seguridad de mucha gente”.

“Tenemos que evitar la transmisión comunitaria porque provocarlo constituye un delito contra la salud pública. Pero además hay que decir que un posible repunte de contagios en residencias pone en peligro la vida de los residentes y eso podría constituir un delito de tipo penal, porque muere gente”, apostilla Muelas.

Por ello, ha indicado que van a seguir ‘rastreando’ para conocer las prácticas que están llevando a cabo las residencias privadas y concertadas de Madrid con sus plantillas, informarán a los profesionales de sus derechos y obligaciones frente a esta pandemia, y actuarán “contra quién incumpla la norma si fuera necesario”.

REPUNTE EN LOS CONTAGIOS

Ante la evidencia de un repunte en los contagios y como medida preventiva, desde todas las Administraciones e instancias especializadas se apunta a la necesidad de realizar cribados de control en los establecimientos sociosanitarios a los residentes, tanto a los ingresados, como prioritariamente, a los nuevos ingresos.

También, como medida preventiva, se ha establecido la necesidad de realizar PCR de control a los y las profesionales que se incorporen después de una ausencia, ya sea por libranza, vacaciones o por baja médica.

El sindicato recuerda que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) en su artículo 14.5 dice que el coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo “no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores”.