Los efectos de la pandemia de coronavirus no solo se notan en la salud, sino también en la economía de unas familias, que ya arrastraban las consecuencias de la pasada crisis financiera del 2008. Para muchos núcleos familiares, el efecto está siendo devastador, ya sea porque han perdido su trabajo, no les llega el dinero de los ERTE o el ingreso mínimo vital.

Así la lamentable estampa de este tiempo son las filas de personas, conocidas como ‘colas del hambre’, que se están agolpando, fundamentalmente, en Parroquias cristianas, comedores sociales y ONGs, que empiezan a no dar abasto para tanta demanda.

Esas ‘colas del hambre’ también están llegando a Alcorcón, y van creciendo de forma preocupante con el paso de los días.

Así lo denunciaba este martes el portavoz de VOX en el municipio, Pedro Moreno, con la imagen a la entrada de la Iglesia San Pedro Bautista. “Las colas del hambre en Alcorcón. Daban la vuelta a la Iglesia San Pedro Bautista. Cada día más numerosas”.

Tras denunciar este drama social, Moreno arremetía contra el Gobierno, que “prefiere gastar dos millones de euros en sueldos de cargos colocados a dedo”.