La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha reunido este lunes con el sector de la hostelería y ha anunciado que la mascarilla será obligatoria en bares y restaurantes de la región, a partir del viernes, que se dará oficialidad en la rueda de prensa semanal sobre la situación epidemiológica.

Actualmente venía recogido en la orden que la mascarilla se podía quitar solo para consumir, pero la presidenta ha dicho que se ampliará más esta regulación.

Además, se permitirá de nuevo aumentar a seis personas los ocupantes de una mesa en terrazas, que actualmente estaba en cuatro personas. La ventilación cruzada en los espacios cerrados será preferiblemente natural, siendo esto un derecho del consumidor.

Por otro lado, la presidenta regional ha anunciado la puesta en marcha de un plan específico para ayudar al Distrito Centro de Madrid capital.

“En Madrid hacemos todo lo que está en nuestras manos para mantener abierta nuestra hostelería y nuestra cultura a pesar de los pulsos políticos que nos llegan desde todas las instituciones”, ha señalado Ayuso, quien se ha comprometido a reforzar la información sobre la posibilidad de la entrega de comida a domicilio.

En los próximos días, además, la Comunidad de Madrid estudiará la recuperación de las horas de cierre de la restauración, que actualmente se encuentra fijado a las 21.00 horas.

VACUNACIÓN Y MÁS CONTROL EN BARAJAS

Ayuso ha insistido en la importancia de que el Ministerio de Fomento, que dirige José Luís Ábalos, intensifique los controles en el aeropuerto de Barajas, por donde entró el virus a principios de 2020 y ahora la cepa británica.

Además ha avanzado que con la vacunación masiva, se estudia agilizarla en sectores altamente expuestos, como profesores, taxistas, cajeros de supermercados o camareros. “Pero lo primero es tener vacunas y para los más vulnerables”, ha apuntado la presidenta.