Comisaria Policía Leganés

Agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Leganés detuvieron el pasado 13 de junio, a una mujer que simuló haber sido asaltada por dos individuos los cuales, supuestamente, se adueñaron de su terminal móvil, haciendo uso de violencia.

Días después a la interposición de la denuncia, esta persona cobró 600 euros del seguro, “puesto que la aseguradora cubría los robos con violencia e intimidación”, han informado fuentes policiales.

Desde la Brigada Local de Policía Judicial de Leganés, en concreto su grupo experto en la investigación de delitos violentos, encontraron incoherencias en las manifestaciones hechas por la denunciante, las cuales tras unas primeras gestiones de investigación confirmaron en evidencias de que había faltado a la verdad para cobrar del seguro. Por tales hechos se procedió a su inmediata detención.

La Policía Nacional recuerda que la acusación y denuncia falsa están castigadas penalmente, teniendo consecuencias negativas para sus autores, pudiendo llegar a convertirse en un delito de estafa a la compañía aseguradora.