Esteban Peñarrubia, de 57 años, falleció el pasado 10 de abril por coronavirus. Enfermero de la UCI del Hospital Severo Ochoa de Leganés, luchó hasta el final contra el Covid-19 dando su vida por los demás. Y así se lo han querido reconocer compañeros y vecinos de la ciudad es lunes, 13 de abril.

Y es que a las puertas del Hospital Severo Ochoa de Leganés se ha guardado un emotivo minuto de silencio en recuerdo de Esteban. “Nuestro abrazo y recuerdo para todos sus compañeros y familiares en estos difíciles momentos”, han querido expresar desde el Gobierno municipal.

El escrupuloso silencio en memoria del enfermero fallecido solo se ha visto interrumpido por un sonoro aplauso, que se ha extendido también al resto de sanitarios. Profesionales de la salud que estos días se baten el cobre en uno de los hospitales de la Comunidad de Madrid más castigados por el coronavirus.

No en vano, Leganés es una de las ciudades del sur de la región que cuenta con más personas contagiadas de Covid-19. Y eso a pesar de los esfuerzos del hospital y el Ayuntamiento, que en los últimos días ha comprado test de detección rápida homologados por el centro, con resultados entre tres y cinco minutos y una fiabilidad superior al 80%.

Y también se ha habilitado el hospital de campaña en el polideportivo Carlos Sastre, que ha conseguido relajar la presión asistencial en las Urgencias del Severo Ochoa. Motivo por el cual la Comunidad de Madrid ha decidido temporalmente que cierre sus puertas, aunque ha pedido que no se desmantele.