El Ayuntamiento de Leganés y el Consorcio Regional de Transportes trabajan en la habilitación de una nueva línea urbana de autobús para la ciudad. Concretamente entre el barrio de La Fortuna y el Polígono Tecnológico LEGATEC en su conexión con el casco urbano.

Además, ambos organismos también contemplan reordenar el itinerario de otras tantas líneas de autobuses urbanos e interurbanos, haciendo especial hincapié en el servicio nocturno. En este sentido, se pretende reducir el recorrido hasta los domicilios y fomentar la seguridad de las mujeres que viajan en los búhos.

Estas son las principales conclusiones que se extraen de la reunión mantenida el pasado viernes, 25 de octubre, entre el concejal de Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Leganés, Fran Muñoz, y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid. Un encuentro que Muñoz valoraba como “muy positivo, con compromisos por parte del Consorcio de realizar las mejoras necesarias para mejorar el servicio”.

VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

La transición de la flota de autobuses a vehículos eléctricos fue otro de los puntos que se trataron en la reunión, con el objetivo de avanzar hacia una flota sin emisiones. Actualmente los autobuses que circulan por Leganés usan gas como combustible, lo que reduce las emisiones de dióxido de carbono, partículas y otros contaminantes, “pero es necesario avanzar en la implantación de vehículos eléctricos”, exponía el concejal.

Por otro lado y con el objetivo de seguir promoviendo la intermodalidad en el uso del transporte público, en la reunión también se trató la incorporación de la tarjeta Enbici que permite el uso del sistema de préstamo público y gratuito de bicicletas se integre con las tarjetas del Consorcio Regional.

ACCESIBILIDAD

También se abordó la necesidad de evaluar el transporte desde la perspectiva de la accesibilidad universal para asegurar el derecho a la movilidad de las personas con diversidad funcional, ya sea a través de autobús, metro o tren. En este sentido se trasladaron varias demandas como la accesibilidad de las paradas de autobús o la reivindicación de que el servicio de Cercanías sea accesible.

Recientemente, un vecino de Leganés con movilidad reducida denunciaba ante este periódico que lleva desde 2016 solicitando una plaza de aparcamiento accesible.