La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha todos los protocolos sanitarios, con el fin de reabrir las puertas de sus espacios culturales, con plenas garantías para la seguridad de trabajadores y usuarios.

La consejera de Cultura y Turismo del Ejecutivo regional, Marta Rivera de la Cruz, ha afirmado que “estamos trabajando a contrarreloj para implantar todas y cada una de las medidas sanitarias, entre las que estará el uso obligatorio de mascarillas. Ahora lo más importante es abrir garantizando la salud de los madrileños”.

En este sentido, Rivera de la Cruz ha afirmado que “todavía no podemos aventurar una fecha de reapertura para estos centros, ya que acabamos de recibir las indicaciones del Gobierno central”.

Para la reapertura destaca el aforo reducido, un 33% en una primera etapa, para posteriormente subir al 50% y seguir ampliando de cara a la “nueva normalidad”

Por ello, los técnicos de la Comunidad de Madrid se encuentran trabajando en la implementación del protocolo sanitario en los museos, bibliotecas públicas, el Archivo Regional y el Archivo Histórico.

En cuanto a los museos de la Comunidad de Madrid, en una primera etapa abrirán los siguientes centros: Casa Museo Lope de Vega, Museo Casa Natal de Cervantes, Museo Picasso-Colección Eugenio Arias, Centro de Interpretación de Nuevo Baztán, Centro de Arte 2 de Mayo CA2M y Museo Arqueológico Regional.

USO OBLIGATORIO DE MASCARILLAS

Será obligatorio el uso de mascarillas por parte de personal y usuarios, así como el lavado regular de manos con solución hidroalcohólica a disposición del público. Entre las medidas de seguridad y protección que se implementarán para la reapertura de estos centros destaca el aforo reducido, un 33% en una primera etapa, para posteriormente subir al 50% y seguir ampliando de cara a la “nueva normalidad”.

Por otro lado, los museos no entregarán a los visitantes entradas físicas ni tampoco folletos, catálogos, audioguías ni otro tipo de material en soporte físico

Así, se establecerá un sistema de espera en el acceso, mediante señalética en el suelo, para garantizar el cumplimiento de la distancia de seguridad de dos metros. Del mismo modo, se protegerá al personal de las salas con mamparas de metacrilato, soluciones desinfectantes, mascarillas y guantes.

NO SE ENTREGARÁN ENTRADAS FÍSICAS

Por otro lado, los museos no entregarán a los visitantes entradas físicas ni tampoco folletos, catálogos, audioguías ni otro tipo de material en soporte físico. Se facilitarán, por lo tanto, estas herramientas de manera virtual a través de enlaces web y códigos QR. Además, se evitará el uso de auriculares y pantallas táctiles, optando por soluciones que no requieran la manipulación individual de los dispositivos.

El personal de atención al público podrá limitar el tiempo de permanencia en cada espacio y variar el recorrido por el museo con el fin de evitar aglomeraciones. No estará permitido el uso del servicio de taquillas ni guardarropía y se utilizarán preferentemente las escaleras, limitando el uso de los ascensores al mínimo imprescindible.