Los institutos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid pueden abrir a partir de este martes, 16 de junio, para ofrecer clases voluntarias de refuerzo a los alumnos de 2º de Bachillerato, que van a realizar las pruebas de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) los días 6, 7, 8 y 9 de julio.

Abrirán aquellos centros que ya hayan celebrado los exámenes finales, pero cada uno tiene autonomía para realizar las pruebas de evaluación dentro de un margen, por lo que es probable que algunos continúen todavía celebrando esas pruebas, han aclarado fuentes de la Consejería de Educación y Juventud.

Las pruebas de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) serán los días 6, 7, 8 y 9 de julio

En cuanto al número de alumnos, las citadas fuentes han señalado que, al ser clases voluntarias, desconocen el número que puede alcanzar, y han apuntado que durante los últimos años, alrededor de 35.000 alumnos madrileños realizan las pruebas de acceso a la universidad.

Además, los centros, si lo estiman oportuno, podrán organizar clases de refuerzo para el resto de Educación Secundaria. El pasado 8 de junio, los colegios abrieron sus puertas para los alumnos de Educación Primaria, que han tenido una especial dificultad en los estudios a distancia, ya sea por carencia de medios tecnológicos o por tener necesidades especiales del aprendizaje derivados del Covid-19.

Según la Consejería que encabeza Enrique Ossorio, “los institutos están preparados para poder ofrecer estas clases de repaso a los alumnos de 2º de Bachillerato”. En este sentido, ha recordado que la Comunidad de Madrid envió unas instrucciones a todos los centros educativos con las medidas de prevención e higiene dictadas por el Ministerio de Sanidad para la reapertura parcial.

MEDIDAS DE HIGIENE

En cuanto a las medidas de higiene, los centros colocarán dispensadores de gel desinfectante en aquellas clases que no tengan lavabo para lavado de manos con agua y jabón, y se realizará una limpieza y desinfección de las instalaciones al menos una vez al día, reforzándola en aquellos espacios que lo precisen. Asimismo, se pondrá especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes, como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas y otros elementos.

Los baños y aseos se limpiarán adecuadamente, al menos tres veces al día, mientras que en todos ellos habrá dispensadores de jabón y papel disponible para el secado de manos, o en su defecto gel hidroalcohólico, debiendo los alumnos lavarse cuidadosamente las manos cada vez que hagan uso del aseo.

Las tareas de ventilación se deben llevar a cabo como mínimo, de forma diaria y por espacio de cinco minutos

Asimismo, se realizará una limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de turno, con especial atención al mobiliario y otros elementos susceptibles de manipulación, sobre todo en aquellos utilizados por más de un trabajador.

Estas medidas se extenderán también a zonas privadas de los trabajadores, como vestuarios, taquillas, aseos, cocinas y áreas de descanso. Por su parte, las tareas de ventilación se deben llevar a cabo como mínimo, de forma diaria y por espacio de cinco minutos.

VIGILANCIA

Los responsables de los centros deberán vigilar la limpieza de papeleras y la disponibilidad de jabón, papel de secado de manos y gel hidroalcohólico, y se limitará al máximo posible el empleo de documentos en papel y su circulación.

Asimismo, los pañuelos desechables que el personal y el alumnado emplee para el secado de manos serán desechados en papeleras con bolsa o contenedores protegidos con tapa y, a ser posible, accionados por pedal, que deberán ser limpiados frecuentemente.