Tanto el Partido Popular de Leganés como el de Pinto han presentado sendas mociones plenarias para que sus respectivas ciudades sean declaradas zonas afectadas por emergencias o zonas catastróficas a raíz de los numerosos daños causados por la borrasca Filomena a su paso por toda la Comunidad de Madrid.

“Un simple paseo por los barrios y una consulta a las redes sociales sirven para comprobar que la intensa nevada caída sobre Leganés ha provocado cuantiosos destrozos en el ámbito particular y en los espacios públicos. Por el bien de nuestros vecinos, en el pleno de mañana” -este miércoles- “espero el apoyo de todos los partidos a nuestra propuesta”, ha manifestado Miguel Ángel Recuenco, portavoz del PP de Leganés.

Por su parte, el Partido Popular de Pinto confía en que el Ayuntamiento declare la situación de zona catastrófica en el municipio, ya que todavía hay centenares de coches atrapados en el hielo, árboles y ramas caídas, daños irreparables en el mobiliario urbano, vías sin acceso, problemas de abastecimiento de suministros, etc. Además, remarcan que el Ayuntamiento ha tenido una escasa, improvisada y tardía reacción, por lo que consideran que declarar la ciudad zona catastrófica sería una solución idónea dadas las consecuencias que derivarían de este reconocimiento y que se incluyen en la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil.