La incidencia de casos de coronavirus en 45 de las 46 zonas restringidas en la Comunidad de Madrid ha bajado en 14 días entre un 6 y un 62 por ciento y en cuatro de los municipios restringidos -Alcalá de Henares, Móstoles, Torrejón de Ardoz y Alcorcón- ha caído por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, requisito para la aplicación de las medidas restrictivas del Consejo Interterritorial de Salud.

Son datos que dado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en una comparecencia en la Real Casa de Correos de Madrid en la que ha estado acompañado del viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

Escudero también ha explicado que ha habido una caída en nueve distritos de la capital, que se sitúan por debajo del umbral de los 500 casos -Arganzuela, Retiro, Chamartín, Salamanca, Chamberí, Moncloa, Fuencarral-El Pardo, Ciudad Lineal y Hortaleza-.

Asimismo, Escudero ha indicado que entre el 14 y 20 de septiembre se registraron 28.969 casos, entre el 21 y 27 fueron 23.096 y en la última semana, que cerró el 4 de octubre, fueron 16.770. “Un descenso del 42 por ciento en los últimos 15 días”, ha remarcado.

En esta línea, ha señalado que se ha alcanzado una incidencia de 598 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 813 casos por cada 100.000 habitantes de la semana que comenzó el 21 de septiembre.

DATOS DE PRESIÓN HOSPITALARIA

El consejero también ha puesto el foco en los datos de presión hospitalaria y ha señalado que el número total de pacientes ingresados en planta por Covid-19 se sitúa en 2.900 casos y que aquellos en UCI han pasado de 501 este lunes a 481 este martes.

La suma de ambas cifras ofrece un total de 3.389 hospitalizaciones y Escudero ha recalcado la tendencia a la baja, ya que el pico de presión asistencial de la segunda ola fue el domingo 27 con 3.792 hospitalizados, entre UCI y planta.

En esta clave, Escudero, al ser preguntado por las UCIs, ha recordado que cada hospital tiene su plan de elasticidad donde establece cómo crecer el número de estas camas.

“Se establece un plan para poder ir creciendo según la necesidad. Cuando hay un plan de estabilidad a veces se suprime un tipo de actividad para dar respuesta a estos pacientes Covid; en algunos hospitales se quita parte de las cirugías programadas”, ha explicado el titular de Sanidad, quien ha enfatizado en que Madrid ha funcionado “como un único servicio de cuidados intensivos donde se iba dando la posibilidad de hacer traslados a donde la cama UCI estuviera libre”.

ESTUDIO CON AGUAS RESIDUALES CONFIRMA LA TASA A LA BAJA

Por último, el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha recordado que desde julio el Canal Isabel II está haciendo un estudio de aguas residuales en 293 puntos de muestreo en redes de alcantarillado y estaciones depuradoras para identificar la presencia del virus y ha asegurado que los datos permiten ver una “correlación muy robusta” entre la presencia del coronavirus y la “incidencia”.

“Equivale a cientos de miles de PCR y da una idea de la transmisión de la infección, es una correlación muy potente con los ingresos en hospitales”, ha añadido Zapatero, quien ha confirmado que este estudio también confirma la tendencia a la baja en la región.

Las primeras muestras se comenzaron a tomar en la primera semana de julio. Desde entonces, se han realizado 3644 análisis y más de 300 muestras semanales. Este sistema de análisis de aguas residuales se desarrollará en dos fases. La primera, dotada con un presupuesto de 3 millones, abarca hasta enero de 2021.

Posteriormente, el objetivo es realizar los análisis internamente en Canal de Isabel II. Para ello, la empresa está trabajando en el equipamiento y capacitación técnica de sus analistas para poder llevar a cabo estos análisis en su Laboratorio de Aguas Depuradas.