La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado este viernes que la región mantendrá durante dos semanas más (hasta el 14 de marzo) la limitación de movilidad nocturna desde las 23.00 hasta las 6.00 horas, así como la prohición de reuniones en domicilios salvo convivientes.

“Por ahora vamos a mantener, durante dos semanas más, las medidas actuales: el toque de queda a las 23 horas y el cierre de actividad a la misma hora”, ha explicado Ayuso, quien también ha indicado que “por ahora, no permitimos que haya más personas recibiendo visitas en los domicilios porque es el lugar donde se producen más contagios y habrá nuevas zonas básicas de salud”.

También ha remarcado la presidenta que en las zonas básicas de salud se va a permitir que los ciudadanos se puedan mover con libertad entre ellas, entrar o salir para hacer ejercicio físico siempre que sea por prescripción médica.

Cuestionada sobre la Semana Santa, Ayuso ha comentado que “todavía no lo tenemos previsto. Vamos tomando medidas con dos semanas de distancia”, ha recordado antes subrayar que “haremos como siempre, buscar la mejor opción para conjugar la salud y la vida con la economía”.