Madrid se convirtió este jueves en la capital mundial del deporte inclusivo gracias a la exitosa celebración en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de la capital de la primera edición de unos históricos Juegos Inclusivos, donde se reunieron deportistas con y sin discapacidad.

El CAR pudo escenificar una idea con casi una década de recorrido lanzada por la Fundación Sanitas, cuya semilla fue la Semana del Deporte Inclusivo y que derivó en este histórico proyecto donde deportistas españoles pudieron competir sin etiquetas durante varias horas y en varias disciplinas.

Una competición que ha podido ver la luz gracias al trabajo conjunto de la Cátedra Fundación Sanitas de Estudios sobre Deporte Inclusivo y las federaciones nacionales deportivas y de la discapacidad implicadas, que han adaptado los reglamentos de estos nueve deportes para una jornada en la que lo más importante han sido el deporte y la igualdad.

Así, desde la inauguración sobre las 16.00 horas a cargo de Saúl Craviotto, Sara Andrés Barrio, Jairo Ruiz, Carolina Marín, Eva Moral y Chema Martínez, hasta el atardecer, más de un centenar de deportistas, y también exdeportistas, se dieron cita en las instalaciones del Consejo Superior de Deportes para disfrutar de una magnífica tarde deportiva compitiendo de forma conjunta en atletismo, bádminton, baloncesto en silla, judo, natación, rugby, taekwondo, tenis de mesa y duatlón.

A nivel deportivo, el oro en bádminton fue para la pareja compuesta por Pablo Abián y Adriana Rissi, mientras que el judo se produjo un cuádruple empate con victoria para sus ocho participantes, entre ellos Marta Arce, Sergio Ibáñez, plata en los Juegos Paralímpicos de Tokio, y Niko Sherazadhisvili, actual campeón del mundo.

En el tenis de mesa, Miguel Ángel Toledo, Eduardo Cuesta, Carlos Caballero y Pilar González se llevaron el triunfo y en el baloncesto en silla, pese a la participación de Felipe Reyes, se impuso el equipo formado por Genoveva Tapia, Sonia Ruiz, Carlos Manuel Martínez, Óscar Onrubia e Iñaki de Miguel.

Marina García, Alberto Martínez, Nahia Zudaire, Enrique Alhambra, Lidon Muñoz, Marcos Martín y Aitana Estrada, con Toni Ponce, doble medallista paralímpico, como capitán, ganaron en la piscina donde también estuvieron figuras como los olímpicos Jessica Vall y Nicolás García y la paralímpica Nuria Marquès, y en el tatami de taekwondo los vencedores fueron Cecilia Castro, Adrián Vicente y Javier Pérez. Finalmente, en el tartán brillaron Martín Fernández, Sergio Juárez, Alba Borrero y Sara Andrés.

Además, pese a no competir, también dieron su apoyo a la cita con su presencia en el CAR las medallistas olímpicas Ana Peleteiro y Adriana Cerezo, el exseleccionador nacional Vicente del Bosque, el exciclista Pedro Delgado o el exatleta Chema Martínez. Entre las personalidades políticas, acudieron la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y Marta Rivera de la Cruz, consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid.

“UN SUEÑO MUY BONITO DE DIEZ AÑOS”

“Este es un sueño muy bonito de diez años cuando empezamos con este proyecto. Luego ha habido formación, mucha investigación y faltaba esto. Creo que esto va a ser la norma en 20 años. Nos hubiera gustado tener tres o cuatro mil personas viéndolos, pero el resto ha ido bien y como estaba previsto”, señaló Iñaki Ereño, CEO de Bupa.

Además, Iñaki Peralta, consejero delegado de Sanitas y Bupa Europe & LatinAmerica, reconoció que había dormido “mal” estos días por el nerviosismo. “Después de muchos años en el deporte inclusivo, tener un hito histórico para todos los que formamos Sanitas y Fundación Sanitas esto es un ‘regalazo'”, apuntó.

“Esto era un sueño y no sabíamos si lo conseguiríamos alguna vez, pero Sanitas se atrevió a dar el paso y ha sumado tanto para ver la igualdad. Con este estamos haciendo un poquito mejor a nuestro país”, admitió Miguel Carballeda, presidente del Comité Paralímpico Español (CPE).

Para el dirigente, acercarse a la igualdad total requiere que se hagan “las cosas con normalidad, que haya accesibilidad e igualdad de oportunidades”. “Que se nos olviden de la cabeza las barreras mentales que a veces nos limitan sin ninguna necesidad. En España hay más de cuatro millones de personas con discapacidad y otros 42 que no la tienen y la podrían tener, así que cuánto mejor pueda ser la sociedad, mejor para los que vengan detrás”, remarcó.

“Estos Juegos Inclusivos son un proyecto ambicioso que cierra el ciclo olímpico y paralímpico de Tokio con un broche de oro para el deporte de nuestro país”, aseguró su homólogo del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco.

Finalmente, José Manuel Franco, presidente del CSD, celebró “un día histórico para el deporte, no sólo en España sino en el mundo. Este es un ejemplo de la búsqueda por la igualdad real, algo en lo que España ha avanzado mucho, pero donde queda camino por recorrer. El Gobierno se ha volcado con esta búsqueda y este es el mejor ejemplo, pero sin la colaboración de Sanitas no sería posible. Es un magnífico día para el deporte español”, subrayó.