El viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha manifestado que el Gobierno regional está estudiando la posibilidad de prohibir que se coma y beba en el transporte público (Metro y autobús) con el objetivo de que los usuarios no se quiten en ningún momento la mascarilla.

Del mismo modo, Zapatero ha apuntado que Sanidad no descarta tomar más medidas como la realización de pruebas PCR en aquellos lugares localizados donde hay más contagios y brotes. “Estamos en una situación de alerta de lo que está ocurriendo”, ha apostillado.

Ha manifestado que la región no se encuentra en la misma situación que la que vivió en marzo, ya que pese a que se han dado cuatro semanas de aumento de casos, por ahora “no tienen repercusión sobre personal sanitaro” ni hay tantos ingresos hospitalarios.

Finalmente, el viceconsejero ha dejado claro que no se puede volver a hacer “la misma vida que hace algunos meses” y que “a lo mejor la vacuna no soluciona el problema al cien por cien”, por lo que ha insistido en la importancia del lavado de manos, el uso de mascarilla y mantener la distancia social.