Metro de Madrid va a instalar máquinas de vending con mascarillas e hidrogel, en algunas de las estaciones con más afluencia de viajeros de Metro para facilitar su disponibilidad, teniendo en cuenta que la mascarilla es de uso obligatorio en el transporte público. Una medida que se suma al control de aforo, que arrancará este 25 de mayo.

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, han presentado este domingo, la primera de estas máquinas expendedoras en la estación de Moncloa.

Las mascarillas se venderán envasadas de forma individual por un precio de 3 euros. Se trata de mascarillas reutilizables y lavables hasta un máximo de diez veces

Está previsto que en los próximos días se instalen también en las estaciones de Nuevos Ministerios, Príncipe Pío, Plaza de España, Argüelles, Diego de León, Atocha-Renfe, Chamartín, Sainz de Baranda, Colombia. En un principio, las máquinas permanecerán activas durante un periodo de 6 meses.

“Desde la Comunidad de Madrid queremos seguir reforzando la seguridad de los ciudadanos, de los usuarios de Metro y de los trabajadores del suburbano”, ha señalado el vicepresidente regional.

REUTILIZABLES HASTA 10 VECES

Las mascarillas se venderán envasadas de forma individual por un precio de 3 euros. Se trata de mascarillas reutilizables y lavables hasta un máximo de diez veces.

Por su parte, el envase del hidrogel, de 100 mililitros, tendrá un precio de 2 euros. Cada máquina tiene capacidad para vender 192 mascarillas y 96 hidrogeles.

Por ahora solo venderán estos dos productos, pero, en un futuro, también se podrían añadir otros productos de parafarmacia. Esta medida se suma a las que han puesto en marcha para afrontar la desescalada y proteger a viajeros y empleados de Metro de Madrid.