Polémica decisión del Ayuntamiento de Alcorcón gobernado por PSOE y Unidas Podemos-Ganar Alcorcón. Y es que la Junta de Gobierno Local ha dado cuenta de la decisión de la concejalía de Seguridad, dirigida por Carlos Carretero, de cerrar la Oficina de Atención Ciudadana ubicada en Parque Lisboa.

“Dado el coste económico del personal que prestaba servicio en la misma, el escaso uso del servicio por la ciudadanía y la falta de recursos en materia de seguridad existente en otros departamentos de la Policía Municipal debido a las bajas de componentes por jubilación, el concejal ha tomado una decisión muy sensata: destinar estos efectivos a realizar labores directas de seguridad”, ha dicho la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés.

La regidora, que ha informado que en lo que va de año la Oficina solo ha realizado cinco minutas por entrega de objetos perdidos, ha indicado además que “desde la Jefatura se considera adecuada la finalización del servicio y la reubicación de esos agentes en otras unidades y departamentos de Policía”. Para De Andrés, “una decisión avalada tras conocer un informe del inspector del área administrativa, técnica y logística”.

En este sentido, la alcaldesa de Alcorcón ha revelado datos como que “el coste de la instalación ha sido de 21.009,23 euros mientras que el relativo a los efectivos es de 354.153,63 euros”.

UNA DECISIÓN “REVANCHISTA”

La Oficina de Atención Ciudadana, ubicada en la avenida de Alcalde de José Aranda de Alcorcón, entró en funcionamiento en septiembre de 2017 impulsada por el anterior Ejecutivo de David Pérez. De ahí que los populares de Alcorcón hayan arremetido contra esta decisión del Gobierno de Natalia de Andrés, que han calificado de “revanchista”.

“El nuevo equipo de Gobierno socialista, con el beneplácito de la extrema izquierda y en su afán de eliminar todo lo conseguido con anterioridad, elimina un servicio castigando principalmente al barrio del Parque de Lisboa”, dicen desde el PP. Así manifiestan que “el revanchismo político que se ha instalado en la ciudad pone en jaque la seguridad de todos, mermando los servicios ya adquiridos”.

El partido que lidera Ana Gómez, exconcejala de Seguridad además, recuerda que esta Oficina “cubría un amplio horario de lunes a domingo, de 9.00 a 21.00 horas, ininterrumpidamente, para acercar, facilitar y agilizar todos los servicios a los vecinos del barrio, sin necesidad de desplazarse hasta el Centro Unificado de Seguridad”.

Finalmente, los populares han cargado directamente contra Carlos Carretero, que en septiembre de 2017 estaba presente en la inauguración de la instalación. “Que tiempos aquellos en los que apoyabas y defendías esta iniciativa de David Pérez”, han dicho.