El sector de la elevación: ascensores, puertas automáticas y escaleras mecánicas, da trabajo a alrededor de 20.000 personas en España. Y en estos días de Estado de Alarma decretado por el coronavirus continúan desempeñando sus funciones para que estos mecanismos funcionen correctamente.

Eso sí, muchos de ellos están ejerciendo esta labor sin equipos de protección frente al Covid-19, con el riesgo de caer contagiados. Así se desprende de la denuncia pública del Sindicato de Elevación, mayoritario en este sector, que ha pedido que se entregue material de protección a los trabajadores y, en la medida de lo posible, se cubran solo las emergencias.

“En estos momentos la gran mayoría de los trabajadores siguen realizando su actividad laboral normal. Esto es: revisiones de mantenimiento y resolución de avisos y averías, ya sean estos considerados emergencias o simplemente fallos de funcionamiento no urgentes”, expone el sindicato, que recuerda que muchos empleados tienen contacto con trabajadores de supermercados, hospitales, residencias y otros tantos que hoy se baten el cobre pero son potenciales transmisores del coronavirus.

De esta manera, el Sindicato de Elevación denuncia que estos trabajos de mantenimiento se hacen sin guantes o mascarillas. “Y dado que realizan su tarea laboral fuera de su centro de trabajo, les es imposible lavarse las manos con la frecuencia aconsejada”.

Y eso que su actividad laboral “les obliga a tener que manipular y tocar pulsadores, pasamanos, puertas, tiradores de un ascensor, escalera o pulsador en varios edificios”.

En este sentido exigen a las empresas del sector que no hagan “primar más el dinero que la salud de los trabajadores”. Y que éstos no salgan de sus casas salvo e ocasiones “excepcionales o de emergencia” y “debidamente protegidos”. Una petición que hacen extensible también a las autoridades competentes.