Un conductor, que dio positivo en la prueba de alcoholemia, ha colisionado con su vehículo contra una rotonda con una fuente ornamental en Getafe, quedando en su interior.

Según ha informado este lunes la Policía local de Getafe, a través de cuenta oficial de Twitter, el accidente se ha producido como consecuencia de conducir bajo los efectos del alcohol, al “tomar recta una rotonda”.

El conductor al llegar a la rotonda no hizo el giro y siguió de frente, por lo que el coche acabó dentro de la fuente, que en ese momento no funcionaba aunque había algo de agua.

Desde la Policía local han recordado que el consumo de alcohol “altera la capacidad de conducir”, aumentando por tanto el riesgo de ocasionar un “siniestro vial”.