El ministro de Consumo, el comunista Alberto Garzón, ha acusado al Rey de España, Felipe VI, de “maniobrar contra el Gobierno”. Y eso porque el monarca llamó al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, para comunicarle que le “hubiese gustado” acompañarle en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces, que se celebró en Barcelona este viernes.

“La posición de una monarquía hereditaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la Constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha es sencillamente insostenible”, ha dicho el ministro y también líder de IU.

A Garzón le ha secundado el líder de Podemos y vicepresidente de España, Pablo Iglesias, que ha dicho en Twitter que “respeto institucional significa neutralidad política de la jefatura del Estado, renovación de los órganos judiciales en tiempo y forma y actuaciones de la fuerza pública proporcionales”, en referencia a los disturbios en Vallecas, donde radicales de izquierda se manifestaron sin autorización, frente a la Asamblea de Madrid, y obligaron a la Policía a intervenir.

Por el momento el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se ha pronunciado sobre estas graves acusaciones del comunista Garzón, aunque sí lo han hecho destacados varones del PSOE, como el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha mostrado su apoyo al Rey.

“Sin entrar en polémicas concretas sobre las que tengo mi propia opinión, manifiesto mi apoyo total a la Constitución de 1978 y, en consecuencia, a su expresión máxima, el Rey, Don Felipe VI. Desestabilizar la monarquía constitucional es desestabilizar irresponsablemente la Constitución”, ha sentenciado Lambán.

También el líder de la oposición, Pablo Casado, ha dicho que “los ataques del Gobierno al Rey son intolerables” Y ha manifestado que “si Sánchez no desautoriza inmediatamente a su vicepresidente y ministros será responsable de la más grave crisis institucional de nuestra historia reciente”, asegurando que “actuaremos con firmeza contra esta subversión del orden constitucional”.