La sesión de este jueves de lacomisión de investigación de la trama Púnica en el Ayuntamiento de Getafeno se ha celebrado al presentarse sólo Ahora Getafe, ya que el resto de grupos políticos solicitó que se suspendiera hasta después de las elecciones generales del próximo 26 de junio.

En la sesión estaban previstas las comparecencias de, entre otros, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, y el alcalde de Móstoles, David Lucas, además de varios exconcejales socialistas y de IU.

Desde Ahora Getafe, que preside la comisión, han asegurado que el resto de partidos políticos “se han alineado enviando una nota conjunta solicitando que se cancelara la sesión con argumentos que un informe realizado por la Secretaría General del Pleno ha desmontado totalmente”.

“Ahora Getafe seguirá trabajando en la Comisión Especial de Investigación de la trama Púnica peseal sabotaje de PSOE, PP y Ciudadanos, ya que en su mano está hacer un Ayuntamiento con las paredes de cristal o continuar como hasta ahora, escondiendo la corrupción”, han subrayado.

Sin embargo, el PSOE ha señalado en un comunicado que la alcaldesa, Sara Hernández, ha pedido explicaciones en su condición de “presidenta nata de la Comisión Especial de Investigación sobre la Operación Púnica, al presidente delegado de la misma, perteneciente a Ahora Getafe, sobre la convocatoria de comparecencias para hoy, ya que la delegación de la presidencia no implica en ningún caso la toma de decisiones unilaterales“.

Según los socialistas, esta solicitud de información llega como consecuencia de que los vicepresidentes primero y segundo trasladasen a la propia alcaldesa que los grupos municipales dePSOE, PP, C’s e IUCM habían pedido la suspensión de la comisión hasta pasadas las próximas elecciones, “conformando la mayoría de los miembros que participan en esta comisión, para evitar que la investigación se pudiera viciar por el proceso electoral”.

Mandato superado

En el documento enviado por la alcaldesa, se solicita igualmente toda la información respecto a la situación actual de los trabajos de la comisión, ya que se ha superado con creces el mandato de cuatro meses que se había concedido.

Los socialistas entienden la necesidad de que con esta suspensión temporal se pueda además proceder a ordenar los trabajos hasta el momento, así como el criterio de las comparecencias.

El PSOE ha subrayado que sigue defendiendo la necesidad de llevar a cabo esta comisión de investigación sobre la trama de corrupción Púnica, “en consonancia con la propia iniciativa del Grupo Socialista que motivó la creación de esta comisión, así como la denuncia presentada en enero de 2015 contra la gestión política de Juan Soler y su relación con Cofely y Waiter Music”.