Alrededor de 80 policías locales de Leganés celebraron este lunes en la ciudad una asamblea “para tomar decisiones” en “defensa la seguridad ciudadana” y la “dignidad profesional del Cuerpo”. Según el sindicato CPPM en Leganés, “ante los continuos agravios” del alcalde, Santiago Llorente.

Todo ello a las puertas de las fiesta de San Nicasio, que arrancan este mismo 8 de octubre, y para las que el alcalde solicitó un refuerzo policial a la Delegación del Gobierno en Madrid.

Si bien aún no han trascendido las decisiones tomadas en dicha Asamblea, CPPM y UPM mantuvieron una reunión recientemente con el vicealcalde, Enrique Morago, donde le trasladaron “la grave situación actual” que atraviesa la Policía Local de Leganés, “sin aplicar la Ley de Coordinación, sin ampliación de plantilla ni escala de mandos y sin el abono de deuda pendiente”.

Una serie de problemas que también han vivido otras policías locales del entorno, como la de Getafe o la de Humanes de Madrid.