pleno alcorcon

El PP de Alcorcón ha denunciado “la grave irresponsabilidad de PSOE, IU, Ganar Alcorcón y Ciudadanos por su oposición en el Pleno a que el Ayuntamiento destine los 48 millones de remanente de tesorería conseguidos en el ejercicio de 2018 a la amortización anticipada de deuda”.

Los populares dicen que esta amortización, además de ser un requisito de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, permitiría un ahorro de 3,7 millones en intereses a los bancos que la oposición se ha negado a aprobar.

Según ha explicado la candidata a alcaldesa, Ana Gómez, “estamos ante una grave irresponsabilidad que perjudica a los vecinos de Alcorcón, no sabemos si por ignorancia o por maldad”. Y es que según Gómez, con esta postura, “son los vecinos de Alcorcón a los que no se les va a poder bajar impuestos, además de los beneficios para la ciudad que hubieran supuesto poder contar con 3,7 millones de euros para destinar a fines sociales y mejoras del municipio”.

CONSECUENCIAS POLÍTICAS Y JURÍDICAS

Por su parte, Antonio Beteta, número 4 del PP de Alcorcón, ha denunciado las consecuencias políticas y jurídicas de esta decisión. “El Ayuntamiento está sujeto a un Plan de Ajuste muy duro motivado por la situación de quiebra provocada por una deuda de 612 millones que dejó el PSOE”.

Considera que “a pesar de que la gestión del PP ha permitido llevar a cabo una drástica reducción de la deuda, de haberse conseguido un remanente de tesorería positivo y de estar pagando a proveedores por debajo de los 30 días, aún quedaba por cumplir un requisito, el que la deuda esté por debajo del 110% del presupuesto”. Algo que se consigue llevando a cabo la amortización anticipada de la deuda gracias al remanente positivo de 48 millones de euros del ejercicio 2018.

“Con su decisión, -ha explicado- PSOE, Ganar, IU y Ciudadanos, no sólo están haciendo que mejore la cuenta de resultados de los bancos casi 4 millones de euros, sino que impide al ayuntamiento estar por debajo del 110% de deuda sobre presupuesto que exige la Ley de Haciendas Locales, lo que limita gravemente la política fiscal municipal, e impide la bajada de impuestos”.

Antonio Beteta ha denunciado que “teniendo la obligación legal de amortizar deuda, los partidos que han votado en contra pueden estar incurriendo en una presunta prevaricación y al mismo tiempo dar lugar a una infracción contable ante el Tribunal de Cuentas”.  “PSOE, Ganar Alcorcón, Izquierda Unida y Ciudadanos, están pegando una patada en el culo a Alcorcón para fastidiar al PP”, ha afirmado.