El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado este domingo que su intención es que “el mayor número de negocios” puedan abrir a partir del 9 de mayo, cuando, previsiblemente, comenzará la desescalada del confinamiento por el coronavirus.

“El máximo número de sectores posible, lo antes posible, con disciplina social y la mayor protección individual que podamos”, ha resumido el también portavoz del Ejecutivo regional durante un ‘Facebook Live’ en el que ha respondido a las preguntas de los espectadores.

Así, ha indicado que es necesario salvaguardar tanto la salud como la actividad económica, ya que “hay que proteger a la población del Covid-19”, pero también hay que evitar que “caigan en la pobreza”. Es por ello que considera “ideal” que la mayoría de los locales pudiesen reabrir en la primera quincena de mayo, aunque ha explicado que algunos sectores lo van a tener “más complicado”.

“TENEMOS QUE RECUPERAR LA ACTIVIDAD ECONÓMICA”

Como ejemplo de ello, ha citado a la hostelería, para la que prevé que se impongan condiciones para su reapertura, como mamparas entre mesas o un aforo limitado. “Tenemos que recuperar la actividad económica para que cuando salgamos no sea todo cenizas y volvamos otra vez a la Edad de Piedra”, ha incidido el vicepresidente madrileño.

En esta clave, ha remarcado que el confinamiento de por sí “no soluciona el problema”, sino que reduce la presión asistencial y ayuda a “amortiguar un poco la curva”. “Un torniquete para que el sistema sanitario no colapse. Pero si no tomamos medidas, en cuanto salgamos a la calle va a volver a rebrotar el virus”, ha advertido Aguado.

Es por ello, que considera fundamental la presencia de las mascarillas, que “cada vez va a ser más fácil encontrar en farmacias”, ya que una vez superada la reclusión en casa se pasará de un “confinamiento colectivo a la protección individual”. Una nueva etapa en la que ha advertido que los avances pueden retrotraerse.

Así, ha recordado que la próxima semana, en principio, se podrá salir a pasear y a hacer ejercicio desde el domingo; una medida que está supeditada a que continúen las bajas tasas de nuevos contagios.

“Si ponemos en marcha los sectores, esto tiene que ir acompañado de mascarillas, para trabajadores y clientes. De esta forma evitaremos contagios. La actividad económica tiene que normalizar la presencia del Covid-19 en nuestras vidas, no puede frenarnos por más tiempo”, ha zanjado el vicepresidente de la Comunidad de Madrid.