Empezó como un ‘hecho aislado’ en el barrio de Salamanca en Madrid. Cientos de vecinos salieron a la calle, cacerola y bandera de España en mano, para protestar contra la gestión realizada por el Gobierno de Pedro Sánchez, en la crisis del coronavirus.

Posteriormente se fueron uniendo más calles de la capital y distritos. Ayer, por ejemplo, varias zonas de Carabanchel e incluso puntos de Vallecas.

Y ahora, las protestas se han generalizado en toda la Comunidad de Madrid, coincidiendo con la decisión del Ministerio de Sanidad de dejar a la región como la única, en su totalidad, que se queda en la fase 0 de la llamada ‘desescalada’ a la ‘nueva normalidad’.

Concretamente en el sur de Madrid, es Alcorcón el epicentro de estas protestas. La ciudad donde más gente está saliendo a la calle, al grito de “libertad”, para manifestarse contra el Gobierno. Pero también contra ciertas decisiones de su propio Ayuntamiento, también gobernado por PSOE y Podemos.

Y es que en muchos sectores del municipio, no entienden como sus vecinas Fuenlabrada, Leganés, Pinto e incluso municipios más pequeños en población, como Arroyomolinos o Moraleja de Enmedio, sus ayuntamientos reparten mascarillas a los ciudadanos, mientras en Alcorcón no.

Este viernes empezaron las primeras movilizaciones, que este sábado han vuelto a aumentar en apoyo en barrios como Parque Lisboa.