Ana Gómez durante su visita a la redacción de Al Cabo de la Calle

Fuenlabrada, Arroyomolinos, Moraleja de Enmedio, Serranillos del Valle, Leganés, Pinto o Getafe han repartido en los últimos días mascarillas entre los vecinos, para protegerlos de contagios por coronavirus. De hecho Fuenlabrada, este fin de semana, completa el reparto en todos los hogares.

En cambio en Alcorcón, esto no sucede. Se ha repartido material de protección en las galerías comerciales o a los profesionales del taxi, pero no de forma masiva entre los vecinos. Algo que ha sido criticado por la oposición.

Fundamentalmente, el PP local. Su portavoz, Ana Gómez, ha sido muy beligertante en este asunto a lo largo de la pandemia. Su grupo ya lo ha presentado en varias ocasiones. Como también un plan para la hostelería o intensificar el desbroce de las zonas verdes.

De todas esas cuestiones, las críticas de la alcaldesa sobre deslealtad de los populares o la crisis en las residencias de la ciudad, hablamos con Gómez.

Lo primero de todo. ¿Cómo está llevando estos meses de confinamiento?

En el plano personal está siendo muy duro. Muchas personas cercanas han fallecido y no poder siquiera despedirlos ha sido difícil. Ahora tengo mis ilusiones puestas en el futuro y deseando la recuperación de nuestras vida.

Desde el PP se han mostrado muy críticos con la gestión del Ayuntamiento en Alcorcón. Hablan de falta de transparencia y la alcaldesa llegó a acusarles de deslealtad. ¿Por qué, incluso en momentos así, no llegan ustedes a grandes acuerdos?

Desde el inicio de esta crisis hemos ofrecido, tanto en público como en privado, colaboración y lealtad al Gobierno de Alcorcón. Lamentablemente no han querido contar con nosotros. La alcaldesa considera que lealtad es acatar sus imposiciones en silencio, mostrar sumisión y obviamente no es así.

No han querido que trabajemos juntos durante la crisis y tampoco quieren hacerlo en la llamada “desescalada”. Lo que no vamos a permitir es que tomen decisiones que perjudiquen a Alcorcón y a nuestros vecinos. Y por supuesto, no nos vamos a callar.

Una de las principales polémicas ha sido el reparto de las mascarillas y hacer test. De hecho un concejal de Gobierno dijo textualmente: “los test no curan”. ¿Qué explicación les dan desde el Ejecutivo, a que no se haga lo que en otros municipios del entorno sí se hace?

Lamentablemente no dan ni explicaciones. Gobiernan de modo autoritario y aunque los test se los hemos reclamado toda la oposición, sindicatos, trabajadores etc, su única excusa es decir “que no curan y por eso no se van a comprar”.

Respecto a las mascarillas, es penoso que Alcorcón sea de los pocos municipios que no ha repartido mascarillas a sus vecinos. Y que el dinero existente para la Covid-19 se destine a la compra de portátiles y móviles. Está claro que las prioridades de este Gobierno no son los vecinos de Alcorcón, ni su salud.

En el plano económico, recientemente han presentado una propuesta en favor de la hostelería. El Ayuntamiento está trabajando también con este y otros sectores, aunque aún no ha trascendido nada de esas reuniones. En los encuentros que están manteniendo ustedes con el tejido empresarial: ¿qué les dicen empresarios y autónomos?

El Partido Popular en este tiempo ha presentado múltiples propuestas: hostelería, comercio, autónomos, etc. Propusimos crear una Oficina presencial de ayuda al pequeño empresario y autónomo para ayudarle a gestionar sus situaciones, como ERTEs o solicitud de ayudas; y el Gobierno municipal se negó.

También propusimos en el Pleno la creación de una comisión para la reconstrucción de Alcorcón y votaron en contra. Y en el marco del Pacto por el Empleo, están creando comisiones sectoriales para debatir las medidas a tomar, pero en la cual los grupos políticos tenemos escasa voz y no tenemos voto.

Hemos denunciado por ello que los representantes legítimos de los vecinos somos todos los concejales y no se puede usurpar a éstos la toma de decisiones respecto al futuro de Alcorcón. Es muy grave esta desviación de poder que están tratando de realizar y ya hemos comunicado que a partir de ahora, el PP no va a participar en ese “show”.

Hemos asistido de manera leal durante este tiempo y seguiremos asistiendo si, a la par, se crea una comisión especial para debatir y votar las medidas a tomar para paliar los efectos de esta crisis. Y donde todos los representantes de los vecinos tengamos voz y voto. Y por supuesto, para canalizar todas las aportaciones de empresarios y sindicatos.

“La ciudad tiene que volver a ser atractiva para la inversión como ocurrió estos años pasados, imagen que, lamentablemente y en tan solo 10 meses, este Gobierno ha destruido”

Siguiendo con la hostelería. Si amplían horarios y terrazas, ¿cómo se puede conciliar eso con la vida cotidiana de los vecinos?

Creo que todos debemos hacer un esfuerzo especial para recuperar nuestra ciudad. Y la hostelería ha sido uno de los sectores mas castigados y de los que mas ayuda necesita.

Si hay comprensión y empatía por parte de hosteleros y vecinos se van a poder conjugar ambos intereses durante un tiempo.

Sobre las economías familiares. Éstas se están viendo muy perjudicadas. Y la cosa pinta peor. Máxime cuando Madrid lleva una desescalada más lenta que otros territorios. ¿A qué se enfrentan las familias de Alcorcón, de no tomar medidas urgentes?

Las economías familiares están muy dañadas. Han aumentado mucho las familias que necesitan ayuda porque no pueden subsistir con los ingresos que tienen.

Por ello, este Gobierno debe tomar medidas urgentes, y debe tomarlas ya. Hay que ayudar a autónomos, a pequeños empresarios… La mejor ayuda para cualquier familia es un empleo y el Ayuntamiento debe volcarse para poner los mimbres y que las empresas vuelvan a querer instalarse en Alcorcón. La ciudad tiene que volver a ser atractiva para la inversión como ocurrió estos años pasados, imagen que, lamentablemente y en tan solo 10 meses, este Gobierno ha destruido.

Con los últimos datos de paro, además, Alcorcón fue una de las ciudades donde más subió. ¿Teme que se pierda la tendencia de los últimos años y la crisis se cebe especialmente con la ciudad?

Alcorcón y Getafe son las ciudades donde mas ha crecido el paro en el mes de abril. Según esos datos ya tenemos 10.870 parados. Cuando dejamos el Gobierno de Alcorcón, en junio de 2019, había 8.742 personas paradas y desde entonces, y sin existir aun el coronavirus, el paro no ha cesado de crecer.

Este Gobierno no genera confianza en los inversores y cada vez son mas las empresas que buscan otras ubicaciones para instalarse. Y esto tienen que cambiar.

“Personas sin formación ni experiencia ocupan cargos y gestionan presupuestos sin saber hacerlo”

En este sentido, viendo los ajustes que se avecinan y en medio de esta crisis: ¿es partidaria de una reducción de sueldo de los concejales y cargos de confianza del Ayuntamiento?

No soy partidaria de noticias que solo generan titulares efímeros. Esta crisis no se soluciona porque un concejal se baje el sueldo un 5% o un 10% sino trabajando por los vecinos de Alcorcón. Para tener un Gobierno competente, es necesario remunerarlo de forma conveniente.

Lo que ocurre ahora es que personas sin formación ni experiencia ocupan cargos y gestionan presupuestos sin saber hacerlo. Y eso es lo que provoca malestar en los vecinos y generan este tipo de cuestiones. Por lo que a nosotros se refiere y a título particular, sí hemos hecho donaciones para esta causa.

En lo referente a los eventuales, me sorprende que este Gobierno, que nos decía y obligó, vía enmiendas, a reducir el numero de personas eventuales, cuando solo teníamos 17, ahora tenga el máximo que permite la ley. Es decir, 27 eventuales. Además ya ha creado siete direcciones generales y está utilizando ESMASA como agencia de colocación.

También han denunciado la gestión en limpieza y desbroce de parques y jardines. Muchos vecinos, en este sentido, les han recordado su trabajo en el pasado.

El boicot que sufrió el Gobierno anterior en los meses previos a las elecciones es de sobra conocido. PSOE y Podemos, con la ayuda de Ciudadanos, trabajaron para que la ciudad estuviera sucia y ganar las elecciones. Y les salió bien.

Ahora son incapaces de tener Alcorcón en condiciones higiénicas saludables. Además, echo de menos que durante esta etapa de alarma, no hayan aprovechado para limpiar, desbrozar, y poner perfecta la ciudad.

Esto se ha hecho en múltiples municipios de la Comunidad de Madrid, pero en Alcorcón no se ha hecho nada. El Gobierno ha estado escondido.

“No han querido que trabajemos juntos durante la crisis y tampoco quieren hacerlo en la llamada “desescalada”

En esta pandemia, Alcorcón ha estado en el foco de la noticia por la gestión en las residencias. ¿Cómo valora la forma en que el Gobierno regional ha actuado?

En marzo, la Comunidad de Madrid puso en marcha un plan para las residencias pero lamentablemente el virus estaba ya muy instalado en esa población tan vulnerable. Las medidas debían haber sido previas, antes del 9 de marzo.

Desde el 19 de marzo, el vicepresidente Pablo Iglesias tiene el mando único en esta materia, en colaboración con las comunidades. ¿Cree que se obvia a propósito esto, más en Alcorcón donde cogobierna Podemos?

El Gobierno de Alcorcón es desgraciadamente una réplica del Gobierno central. Trabajan para atacar a la Comunidad de Madrid, no en beneficio de los vecinos.

Las familias, al final, no entienden de signo político cuando se trata del sufrimiento de sus más allegados. ¿Cómo se puede tratar de reparar ese dolor?

Ese dolor creo que es irreparable. Perder a un familiar, un amigo, un compañero es algo muy doloroso y sobre todo en estas circunstancias. Por eso nosotros apelamos al trabajo conjunto de toda la Corporación. Porque si ya es difícil la situación de muchas personas, peor es si por la mala gestión que se está haciendo, también se queden sin trabajo.

Para ir terminando, en rueda de prensa, la alcaldesa señaló que sobre la mesa estaba la suspensión de las fiestas. ¿Usted es partidaria o hay alternativas?

A nosotros nada nos ha informado al respecto. No sabemos que decisión van a tomar ni que criterios van a primar pero la salud es lo primero.