Otra de las consecuencias que está dejando el coronavirus en muchas ciudades de España es el aplazamiento o suspensión de las fiestas patronales. Por ejemplo en Madrid, este jueves se ha decretado que todas las fiestas sean suspendidas hasta el mes de octubre.

Y esta posibilidad también se contempla en Alcorcón para las fiestas de la Virgen de los Remedios, que se celebran en septiembre. Evidentemente está sobre la mesa la suspensión de las fiestas de septiembre porque hay que tener en cuenta de que hay muchas posibilidades de que las autoridades sanitarias no permitan todavía las aglomeraciones”, ha dicho la alcaldesa, Natalia de Andrés, a preguntas de Al Cabo de la Calle.

En este sentido, la primera edil de Alcorcón ha recordado que “nosotros ya hemos tenido que suspender las fiestas de San José de Valderas, que como bien sabéis son a principios de mayo”.

El objetivo es poder celebrarlas “con total normalidad”, pero De Andrés ha insistido en que “es una variable que está encima de la mesa”.

En cualquier caso, la alcaldesa de Alcorcón ha remarcado que es “una cuestión que depende de las autoridades sanitarias y nuestro papel es hacer caso a lo que diga”. Por eso, “si no se permite habrá que aplazarlas, suspenderlas o fijar otra fecha”, ha sentenciado Natalia de Andrés.