La Junta de Gobierno Local de Alcorcón ha aprobado el protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno que pudieran darse en la ciudad. Consta de cuatro episodios donde, en los casos más graves, se contempla restringir el tráfico a los vehículos privados.

Y ello con el objetivo de “procurar que los ciudadanos que tengan oportunidad, utilicen otras alternativas como es el transporte público, compartir vehículo, desplazarse en bicicleta o a pie”, explican fuentes del Gobierno municipal.

Por su parte, Carlos Carretero, concejal de Sostenibilidad, Movilidad y Energías Renovables de Alcorcón, ha incidido en que “el 70% de los gases contaminantes emitidos en las grandes ciudades corresponden al tráfico rodado”, destacando que “nuestra región cuenta con una gran concentración de población, con un parque móvil de unos 4,5 millones de vehículos con diez años de antigüedad de media y una alta densidad de autopistas y carreteras”.

De acuerdo con ello, el edil ha justificado que “era necesario aprobar un protocolo de actuación como éste para adaptar nuestra ciudad a los estándares de sostenibilidad que ya está reclamando Europa”.

CUATRO EPISODIOS

De esta manera, en el primer escenario se activarán medidas informativas y de promoción del transporte público. En el segundo se solicitará la colaboración de las grandes empresas y administraciones para que pongan en marcha planes de movilidad, favorezcan el teletrabajo o busquen otras alternativas.

Ya en el tercer escenario, se pondrían en marcha medidas de restricción al tráfico para aquellos vehículos más viejos sin distintivos ambientales. Y, finalmente, en el cuarto se aplicarán todas las medidas anteriores “en máxima intensidad”, permitiendo además sólo la circulación de los vehículos más ecológicos, limitando temporalmente el funcionamiento de las industrias más contaminantes.