RETAMAR DE LA HUERTA

Nuevo varapalo judicial para el Ayuntamiento de Alcorcón. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Madrid ha anulado el proyecto de compensación de Retamar de la Huerta, aprobado en marzo de 2019, al entender que afecta a vías pecuarias. Por lo que se paraliza la enajenación de parcelas con las que el Ejecutivo de Natalia de Andrés esperaba ingresar hasta 38 millones de euros.

El plan se aprobó en 2019 durante el Gobierno del PP, con todos los informes técnicos favorables. Un proyecto de parcelación que continuaba el plan de sectorización iniciado por el socialista Enrique Cascallana. Tras las elecciones de mayo de 2019, el nuevo Ejecutivo de PSOE-Podemos continuó con esta planificación que, sin embargo, fue recurrida en tribunales por un particular, al que se le ha acabado dando la razón.

Y es que según la sentencia del 1 de julio de 2021, a la que ha tenido acceso al Cabo de la Calle, se modificó la calificación del suelo de dos vías pecuarias a urbanizables. Sin embargo, “el proyecto de reparcelación carece de la necesaria cobertura reglamentaria”, y añade el Juzgado que “el nuevo trazado de la vía pecuaria no está prevista en el plan de sectorización” que inició Cascallana, “siendo indispensable que, con carácter previo a la aprobación del proyecto de reparcelación, se hubiera aprobado el proyecto de urbanización”.

El Gobierno del PSOE y Podemos, lejos de modificar el proyecto popular, lo defendió en tribunales, aludiendo a que las cuestiones sobre vías pecuarias son competencia de la Comunidad de Madrid, no del Ayuntamiento. Sin embargo, “el objeto del procedimiento es una actuación municipal, cuya aprobación definitiva corresponde exclusivamente al Ayuntamiento”, dice el fallo.

En este sentido añade que “se reconoce por el Ayuntamiento y la Junta de Compensación que como el plan de sectorización no preveía la alteración del trazado de la vía pecuaria, al cambiarse su trayectoria, era preciso que discurriera por unas parcelas que no se habían previsto en los instrumentos de planeamiento como dominio público de la Comunidad, razón por la que se hizo discurrir por parcelas de titularidad del Ayuntamiento”. Una modificación que debió incorporarse y no se hizo, motivo por el que se anula el proyecto de Retamar de la Huerta.

“LA ALCALDESA LO SABÍA”

A la espera de una respuesta del Consistorio alfarero, quien sí se ha pronunciado ha sido el PP local, que ha señalado que “la alcaldesa sabía de este procedimiento judicial y aún así continúo con las enajenaciones de parcelas”. Un dinero (38,5 millones de euros), con el que se pretendía financiar el ‘Plan Reactiva’.

“Las inversiones afectadas por la anulación de las ventas de las parcelas afecta a la vía ciclista, el nuevo centro cívico en el Ensanche Sur, instalaciones deportivas en colegios, obras en polígonos, mejora de los barrios, puente de la Calle Argentina, eliminación de barreras arquitectónicas, zonas de juegos y deportivas o Las Presillas”, dicen desde el PP.

Para los populares, “la alcaldesa, a sabiendas de la existencia de este procedimiento y de una posible sentencia condenatoria, habría ocultado esta causa al resto de concejales de la Corporación para presentar un presupuesto inflado, falso e irreal, detallando un plan de inversiones ficticio y propagandístico”.

Así ya han pedido información sobre las inversiones del ‘Plan Reactiva’ que se van a ejecutar en 2021, “ya que la mayoría de ellas no se podrán llevar a cabo, al estar financiadas con la venta de las parcelas que acaban de ser anuladas”.