El Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio ha alertado este jueves que varios contenedores del municipio han ardido en los últimos días porque se han depositado en ellos los restos de las brasas de las chimeneas. También aquellos procedentes de braseros o estufas, según ha informado el Consistorio.

“Este tipo de hechos suponen un perjuicio para todos por los gastos que ocasionan, ya que un contenedor de esa capacidad cuesta alrededor de 800 euros, y la movilización de recursos como es el caso de los bomberos”, explican desde el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio.

En este sentido, el Gobierno de la socialistas Valle Luna pide a los vecinos colaboración y que guarden “durante más tiempo las brasas y cenizas para asegurar que se hayan apagado totalmente y así depositarlas con total seguridad en los contenedores de residuos, evitando de esta manera que se quemen”.