La cápsula del tiempo de Arroyomolinos ha quedado cerrada con las tres llaves que guardan desde hoy, en un cofre de madera, 1.500 objetos entre mensajes, fotografías, etc… de peñas, escolares, vecinos, asociaciones y de la representación institucional del municipio sobre las vivencias de este año 2020 marcado por la pandemia, y no se abrirá hasta 2055.

Hasta 2055 esconderá en su interior cómo ha vivido Arroyomolinos y sus vecinos el confinamiento, la pandemia y la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. En total guarda alrededor de 1.500 objetos, entre ellos una carta de Felipe VI, quien también ha querido participar en esta iniciativa.

“Espero y deseo que a través de estos mensajes, cartas y dibujos que hoy hemos guardado, podáis entender un poco mejor como fue ese año en nuestro, en vuestro, municipio”, ha afirmado la alcaldesa de la localidad, Ana Millán.

Las peñas del municipio, los escolares, las asociaciones el actual equipo de Gobierno, la Policía Local, Protección Civil y miles de vecinos han aportado con sus vivencias, recuerdos y también los sufrimientos de este año 2020 el contenido de esta cápsula que se abrirá dentro de 35 años.

Antes de su cierre, todos los elementos de la cápsula han pasado por un periodo de cuarentena de diez días. Además, todos los mensajes y fotografías se han protegido con fundas de plástico para evitar que el paso del tiempo pueda deteriorar estos documentos, que a su vez se han guardado en carpetas rígidas de cartón.

La introducción de los elementos en la cápsula del tiempo la ha protagonizado, en representación de los casi 34.000 vecinos de la localidad, una familia de Arroyomolinos con la abuela, la madre y el nieto, tres generaciones que han plasmado en forma de carta lo que para cada una de sus integrantes ha supuesto 2020.

Millán no ha ocultado que se trata de un momento “de gran emoción” en el que se ha escrito un nuevo capítulo en la historia de la localidad.